Seleccionar página

Sinopsis

«No podemos, si empezamos, ¿cómo vamos a pararlo?»Lochan y Maya de diecisiete años, siempre se han sentido más amigos que hermanos. Ante la incapacidad de una madre alcohólica y la ausencia de un padre que los abandonó, deben hacerse cargo de sus hermanos menores y esconder su situación a los servicios sociales.Esa responsabilidad les ha unido, tanto, que se han enamorado.Saben que su relación está mal y que no puede continuar, pero al mismo tiempono pueden controlar sus emociones y la atracción les domina.Su amor es un amor prohibido, y si alguien descubre su secreto, no habrá un final feliz para ellos.

Mi opinión

Ha pasado tiempo desde que leí esta novela. Y me he tomado mi tiempo antes de ponerme a escribir sobre ella. El motivo… creo que necesitaba distanciarme de las emociones que me provocó nada más terminarla o no habría sido justa con ella y desde luego, no la podría recomendarla.

Quise leerla desde el momento en que supe de su existencia, su argumento me parecía fascinante y tenía muchas ganas de ver cómo la autora afrontaba un tema tan tabú y controvertido como es el incesto porque una parte de mí quería que abriese mi mente, y me aportase una nueva forma de ver este tema más abiertamente. Pienso que la vida no es blanca o negra y creo que dentro de un “cierto” contexto todo puede ser posible.

Esta novela me prometía cambiar esa parte de mí, la que nunca ha entendido que dos hermanos se puedan enamorar, en mi cabeza eso no es posible, no entiendo que dos hermanos puedan verse de una forma diferente a lo que son: ¿podría Tabitha llevar a cabo este cambio en mí?

Tenía muchas expectativas muy elevadas.

Me pasó algo parecido con la película de Pedro Almodóvar: ¡Átame! (1989) en la que Ricky (Antonio Banderas) secuestra a Marina Osorio (Victoria Abril), una actriz y exestrella porno con la que está obsesionado, y piensa que, si lo conoce, se enamorará de él. Y no se le ocurre otra forma mejor que secuestrarla. ¿Cómo te puedes enamorar de tu secuestrador? Si no la habéis visto… está genial. Esta película sí me llegó. Y eso que yo no soy nada fan de Almodóvar.

Volviendo a Prohibido… y siendo totalmente honesta, la relación entre Lochan y Maya no me llegó.  La historia presenta una familia totalmente desestructurada, una madre terrible, un padre que es aún peor… Lochan y Maya como personajes me parecen fuertes, tienen una vida difícil y luchan cada día por salir adelante y que los servicios sociales no separen a los hermanos, esta parte de la novela, cómo representa la vida de estos niños me provocó muchísimos sentimientos: lástima, ternura, impotencia… Me gustó mucho. Pero el tema principal de esta novela se centra en la relación amorosa entre los dos hermanos y esta parte no me gustó, no pude comprender y acompañarlos durante este proceso de enamoramiento entre los dos, me llegó más como un sentimiento de pertenencia, no de amor. Me explico: es como si el hecho de haber ejercido de padres para sus hermanos los hubiese llevado a verse a sí mismos como tal.

Antes de leer esta novela no sabía nada sobre las leyes relativas a este tipo de relaciones, en España creo que no se considera delito, pero está prohibido contraer matrimonio. Las consecuencias que se plantean en la novela, si descubre su relación, me parecen excesivas y lo triste es que estas leyes son reales en muchos países y no entiendo el motivo. ¿Por qué tratar como a un criminal a alguien por el hecho de enamorarse? Este aspecto sí me parece muy importante. Las leyes deberían estar hechas para proteger a los ciudadanos, pero en este caso, ¿a quién protegen? ¿Cuál es el daño? (A parte del que se puedan hacer a sí mismos).

En resumen, ¿recomiendo esta novela? Por todo lo que he dicho puede parecer que no, pero en realidad es un sí rotundo porque:

  • Me mantuvo en tensión durante sus 384 páginas. 
  • Me hizo pensar, plantearme muchas cosas, tener sentimientos enfrentados, etc. No te deja indiferente.
  • Por la forma en la que aborda los temas legales, tanto en lo relativo a los servicios sociales como a las relaciones entre familiares.
  • Tan pronto la terminé, me dejó muy afectada. El final… no te quiero contar el final.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola.    Más información
Privacidad